ÉPOCA PREHISPÁNICA.

12399303_1007263295999721_1511099372_n La cuenca del papaloapan ha estado marcada por la peculiar situación de sus ríos, por el embudo itsmico que desde tiempos prehispánicos convirtieron a la zona como lugar de transito obligatorio de las migraciones en su peregrinaje hacia el sur. se dice que los olmecas o popolocas fue la civilización mas extendida en la porción media y baja del Papaloapan. Su ubicación cronológica es entre 1500-600 años a. c., después de abandonar las llanuras del sotavento, apareció la influencia totonaca. Debido al creciente  poderío tolteca comenzó la nahuatlización llevada primero por los nonoalcas, luego por los chichimezas y finalmente por el imperio mexica.

De los pueblos que florecieron en la cuenca del Papaloapan, Otatitlán fue muy peculiar, por ser un pueblo fronterizo, ya que las culturas nahuatlacas y mayences se entremezclaban.

El nombre de Otatitlán fue puesto por los comerciantes tenochcas, y para mediados del siglo XV figuraba como parte del imperio mexicano como resultado de la conquista de Moctezuma Ilhuicamina en 1457.

Otatitlán es un aztequismo que significa lugar entre otates, antes de la conquista fue un importante centro de reunión de los mercederes viajantes “pochtecas” y su jeroglífico esta representado por una vara de otate en forma de bastón invertido que los naturales llamaron otlatopilli y cuyo uso fue regla entre ellos para distinguirse de los demás grupos y porque consideraban que era el tributo del dios Yacatecutli.

Otatitlán se encontraba en el cruce de caminos del altiplano al sureste y de las sierras oaxaqueñas a la costa, por lo que fue asiento de mercaderes. Aquí habían construidos sitios de descanso, resguardo, intercambio y ceremonias. El pueblo contaba con el culto a Yacatecutli.

1.- Zacatixpan a la vista de zacatl, se hallaba situado al frente de Tochtepec, Zacatzontl, “cabellera del zacate”, era uno de los dioses del camino conectado con el culto a Yacatecutli.

2.- Cacahuaxochitla ” donde abunda la flor del cacao”, situado en uno de los lomeríos pasado el río obispo. El cacao fue tomado por los pochtecas como símbolo de cambio de divisa o signo intermediario en las operaciones comerciales; era una especie de moneda, carácter que conservo todavía durante los primeros años de la colonia.

3.- El tercer calpultin era Teotl, “agua divina”, lugar situado sobre su arroyo que se continuaba en el río olepan.

El imperio azteca impuso fuertes tributos a los pueblos del bajo papaloapan. Tochtepec y Otatitlán pagaban 500 ropas de algodón, 50 jícaras de oro, mil sacos de cacao, 24 mil manojos de plumas de guacamayos, 6 collares, 2 de ellos de esmeraldas finas y 4 de ordinarias, 20 pendientes de ámbar garzadas y otros de cristal de roca, 100 botes de liquidámbar y 16 mil pelotas de hule.