EL CRISTO NEGRO.

12607345_1007670875958963_1136698178_n En 1595, Felipe II Rey de España, comisiona al Duque O´Donojú para entrevistarse en Inglaterra con el escultor Juan Dornier con la finalidad de entrevistarse en Inglaterra con el escultor Juan Dornier con la finalidad de esculpir tres Cristos crucificados. Las imágenes fueron enviadas a Veracruz en el barco Aria con el propósito de instalarlas en los lugares predestinados ( Chalma, Esquipulas, y Otatitlán) para ser veneradas y fortalecer la región católica. Con respecto a la imagen de Otatitlán, fue llevado en un principio río arriba hasta la desembocadura del rio tonto continuando ese curso hasta llegar a putlalcingo, hoy en el fondo de la presa Miguel Alemán.

La imagen fue colocada en un súchil y el matrimonio formado por Rafael Manuel y Toribia Juana encontraron la imagen difundiendo la noticia por toda la sierra, siendo esta muy venerada por mazatecos chinantecos y cuicatecos.

La imagen no permaneció en ese lugar debido a enfermedades, inundaciones y causas que los pobladores consideraban como presagios de desgracias, por lo cual decidieron poner una balsa río abajo al cristo negro llegando a esta población por el viejo cause del río papaloapan que junto a un frondoso tamarindo ya no pudo continuar por los remolinos y otros factores en 1597. Los nativos rescataron la balsa y empezaron a adorar al Cristo en una chocita de palma. Un año después se celebra la primera fiesta en honor al cristo negro trayendo desde entonces grandes peregrinaciones para adorar la imagen.

El Rey de España Felipe II envía para la primera etapa cinco barcos trayendo mármol, pinturas, herramientas necesarias y vino para comenzar la construcción del templo, bajo la dirección del ingeniero Lembur. Este templo queda terminado el 25 de diciembre del año 1605, con cuyo motivo se celebró la fiesta mas grande que haya habido en el pueblo. En 1780 se inicia la construcción de la segunda etapa del templo, esta construcción fue completamente destruida por el paso del huracán en 1806, iniciando la reconstrucción sustituyendo el antiguo tejado por amplías bóvedas adoradas en el exterior por dibujos formados de mosaicos negros y amarillos al igual que la cúpula. Estas obras fueron inauguradas en 1876. Dos años mas tarde se coloca en una de las torres el reloj Losada traído desde Londres con garantía de Trescientos años. A principios del siglo XX durante la Administración de Plútarco Elías Calles, se lleva a cabo la persecución religiosa que tuvo repercusiones trágicas para nuestro pueblo por la decapitación del Cristo Negro realizada por los esmirros del Coronel Tejeda y autoridades municipales el 8 de septiembre de 1931.